VICTORIA

1 JUAN 5:4
“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

Toda guerra debe tener un fin en donde alguna de las parte involucradas proclaman “Victoria”.
En esta lucha que cada uno de nosotros hemos enfrentado los últimos días, debemos hacer un análisis de todos los aspectos tácticos que hemos usado para tratar de ganar, quizás algunos han usado una estrategia llamada fuerza de voluntad, otros religiosidad, algunos sacrificios y otros en cambio usaron su razonamiento, sin embargo debemos comprender que hay una sola estrategia que a su vez es un arma y un escudo, Nuestra Fe, no habla de La fe como algo impersonal, sino que la hace personal, porque la fe es verdaderamente efectiva cuando la vivimos y es esa fe que vivimos la que conquista todo y la que vence a todo.

No es tiempo de bajar la guardia, porque aunque quizás hayamos superado algunas batallas, aún estamos en guerra pero no nos desanimemos porque tenemos garantía en Dios de Victoria cuando usamos correctamente nuestra fe, la fe es la marca indeleble de aquellos que han nacido de Dios y los nacidos de Dios vencemos al mundo, así que la Victoria ya está declarada, solamente vive la fe que Dios ya ha puesto en tu vida y deja que esa fe venza al mundo.

Oremos: Gracias Dios por darme la victoria a través de la fe, gracias por tu hijo Jesús que es el autor y consumador de la fe, gracias porque sin importar lo que tenga que enfrentar en el futuro, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, amen.